preloader2.gif
Llámenos: (+54 911) 4066-3665  
31 May

Revista Aeroespacio
  • 31/05/2007

Revista Aeroespacio: Petrel 912I. una promesa para la aviación deportiva.

Por primera vez en Argentina se presentó una aeronave de diseño nacional en la categoría de avión deportivo liviano. Este importante logro tuvo lugar en el aeródromo de General Rodríguez (Buenos Aires). Allí, el día 10 de marzo el Petrel 912i realizó su vuelo inaugural, en el marco del Concurso Anual de Diseño organizado por la filial argentina de la Experimental Aircraft Association.

Para llevar adelante este proyecto trabajaron alumnos del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), que con la ayuda de docentes y la participación de ingenieros aeronáuticos diseñaron, desarrollaron y construyeron este avión, bajo las normas de la Federal Aviation Administration. Sus principales características se relacionan con el bajo costo de la operación ya que funciona con nafta súper para autos, gran maniobrabilidad y óptima visibilidad en todas las direcciones.
Julio Lavezzo, presidente de Petrel S.A. cuenta que en Europa y en los Estados Unidos se ha creado una nueva categoría de avión denominada LSA (Light Sport Aircraft), que permite bajar los costos de desarrollo y operación.
“Cessna durante 2006 había comenzado a trabajar con el proyecto de avión para ésta categoría y luego a fines de ese año anunciaron al intención de producirlo.

Al tener conocimiento de este avance no existieron dudas: en la Argentina podía llevarse a cabo un desarrollo similar y el lugar adecuado era el ITBA. Tomada la decisión se comenzó a formalizar el proyecto, el ITBA sería el encargado de armar el equipo que iba a estar a cargo de la construcción, pero se necesitaba el apoyo de una empresa para cubrir la parte financiera”.
Entonces, un grupo de ingenieros aeronáuticos, pilotos y empresarios privados, que consideraron auspicioso el futuro del proyecto, ya que permitiría cubrir las demandas insatisfechas de un nicho del mercado, se asociaron para desarrollar. Certificar y producir este avión. Así nació Petrel S.A.
Para concretar el Proyecto Petrel se firmó un convenio entre la empresa y el ITBA, mediante el cual ésta se hacía cargo de la certificación y el Instituto formaba el grupo que se ocuparía del diseño, con integrantes del Departamento de Ingeniería Mecánica, a cargo de la doctora Cecilia Smoglie. Los trabajos demandaron casi dos años y medio.
El fuselaje del nuevo avión está formado por tubos de acero SAE 4130 soldados, recubiertos con tela y materiales compuestos para simplificar su mantenimiento.

El ala, fabricada en aluminio 6061 T6 y revestida en dacrón, es de superficie rectangular para disminuir los costos de construcción y mantenimiento. Además, se incorporaron flaps de tres puntos para mejorar las prestaciones a baja velocidad.
Posee un tren de aterrizaje constituido por dos elásticos de acero SAE 6150.
La planta motriz es un motor Rotax 912 de 80 HP de potencia, con un TBO (tiempo entre revisiones) de 1500 horas y utiliza combustible de automóvil como carburante.

Lograr la certificación


Julio Lavezzo hace hincapié en que “La Dirección Nacional de Aeronavegabilidad (DNA) hace 40 años que no certifica un avión civil en la Argentina, el último fue de Aero Boero, empresa cordobesa que logró exportar a Brasil una gran cantidad de su aeromotor AB-115 de diseño propio, para equipar los aeroclubes de ese país. Muchos de los aviones que se produjeron no están certificados, por eso lograr la certificación es muy importante, además de permitir por esa vía bajar los costos de mantenimiento e incrementar la seguridad y la calidad.

La certificación se espera para fines de este año. El Petrel 912 i es un avión liviano, pero en la Argentina no existe todavía esa categoría, por lo que va a ser certificado bajo las normas aeronáuticas internacionales CS- VLA, vigentes en nuestro país, aunque resulten más exigentes que las establecidas para un avión deportivo”.
“Lo que se busca con el Petrel 612 i – dice Lavezzo – es un aparato para enseñar a volar con máxima seguridad y mínimo costo. Para esa categoría hacen falta nada más de 20 horas de vuelo, en cambio un piloto privado necesita cerca de 40. Lo importante es que con 20 hs de vuelo ya se tiene un piloto deportivo”.
Además, hace referencia a que “Si bien se certificó el avión con una potencia de hasta 100 HP, colocamos un motor de 80 HP. También podríamos haber alcanzado una velocidad máxima de 185 km/ h pero preferimos quedarnos en 170 km /h. Lo que más interesa es la baja velocidad de pérdida y buena respuesta a la recuperación, es decir, que salga solo del tirabuzón. Las pruebas están demostrando que apenas entra en barrena sale solo. La velocidad de perdida con flaps abajo es de aproximadamente 66 km /h, alfo inferior a la de Piper PA- 11 y el Cessna 152, la velocidad de pérdida sin flaps es de 73 km/ h aunque estos valores se están comprobando”.
Las proyecciones en cuanto al costo indican que rondaría en los u$s 60000, en versión VFR (vuelo visual) que va a ser la primera certificación, después esperan obtener la homologación para VFR nocturno.
Otra de las pautas fijadas en este proyecto se refiere a que el Instituto es propietario de la patente y la empresa se ocupará de la producción y comercialización. El ITBA recibirá un porcentaje por cada avión vendido, que será destinado a investigación y desarrollo, ya que por tratarse de una universidad no persigue fines de lucro.

Los aeroclubles y Petrel


Varios aeroclubes del país se han acercado con intención de adquirir el Petrel 912 i, una vez certificado; además, se han recibido propuestas desde Chile, invitándolos a participar del FIDAE 2008. También han aparecido ofertas de varios pilotos brasileños interesados en este avión.

Dimensiones Performances
Largo de fuselaje 6.10 mCarrera de despegue 71 m
Envergadura 9.60 mCarrera de aterrizaje 90 m
Alto 2.75 mVelocidad de crucero 150 km/h
CapacidadesVelocidad máxima VNE 210 km/h
Asientos 2 (lado a lado)Velocidad pérdida sin flaps 70 km/h
Carga útil: 220 kgVelocidad pérdida con flaps 66 km/h
Combustible 68 litrosTecho de servicio 5000 m
Motorización:Relación de planeo 8 a 1
Motor Rotax 912Autonomía 4.7 h
Potencia 80 HPPeso vacío 315 kg
Consumo horario 14.5 l/h nafta súper autoPeso máximo 535 kg
Hélice Sensenich, de madera de 1.68 m de diámetro y paso fijo.

“Entrar en ese mercado – cuenta Lavezzo – traería muchas satisfacciones, ya que en ese país la demanda es mucho más alta; en Brasil no tienen un avión certificado de esas características, pero sí cuentan con ingeniería aeronáutica y buena calidad en los trabajos, lo que brindaría la posibilidad de instalar una planta allá”.

Equipar a los aeroclubes argentinos mediante este desarrollo, produciría un efecto más que positivo, superando momentos difíciles en los que muchos proyectos no pudieron concretarse y ayudando al crecimiento de la aviación deportiva.

Para Petrel S.A. la prioridad inmediata es consolidarse en la Argentina, luego ir a Chile y después llegar a los Estados Unidos y a Brasil de manera simultánea.

Para la empresa es importante el apoyo que están recibiendo tanto del ITBA como de la DNA ya que de esa manera se puede comprobar por un lado la seguridad del diseño y por el otro la validez de la calidad de construcción.

El Petrel 912 i fue muy bien recibido y ha sido reconocido en la reciente 26 Convención en Vuelo de la EAA Argentina con el premio Gran Campeón Experimental, además de ser elegido como mejor diseño y mejor trabajo de investigación y desarrollo.

Este proyecto pretende lograr un avión que satisfaga las necesidades de las escuelas de vuelo del país y la actividad aérea deportiva nacional.

Por
Natalia Ferreira.

CONTÁCTENOS
  • Ubicación de nuestra Planta:
    Ruta Nacional Nº 5, Km. 89,500.
    Mercedes - Gowland
    Buenos Aires Argentina
  • Tel./Fax: (+54 911) 4066-3665