preloader2.gif
Llámenos: (011) 4343-6111  

Certificaciones

Por la DNA

La importancia de la certificación

La seguridad con que ha llegado a operar la aviación a nivel mundial, está basada fundamentalmente en el cumplimiento y en la precisión de las normas y reglamentaciones establecidas para la actividad aérea.

Las autoridades competentes (ANAC) controlan el estricto cumplimiento de dichas normas, en el diseño, construcción y mantenimiento mediante los procesos de certificación, los cuales revisten los máximos niveles de importancia en el orden nacional e internacional.

Por ello, la producción de una aeronave certificada lleva implícita que las performances de vuelo de la misma, responden a los valores establecidos para la categoría como más seguros y convenientes y que su construcción cumple las normas que otorgan seguridad y calidad a la producción.

A partir de las nuevas reglamentaciones establecidas en EEUU al comienzo del presente siglo, adoptadas igualmente por Europa y paulatinamente por el resto del mundo, las aeronaves de pequeño porte (biplazas, monomotores) han quedado agrupadas en dos grandes categorías: experimentales y certificadas.

Dentro del grupo de las aeronaves certificadas, existen las que se certifican bajo normas aeronáuticas (FAR-EEUU o JAR-UE) y las que sólo responden a normas industriales ASTM (menos exigentes), denominadas LSA (Light Sport Aircraft).

Las aeronaves certificadas bajo normas aeronáuticas (FAR o JAR) son las únicas que pueden estar afectadas a usos comerciales tales como: instrucción de pilotos privados, transporte, taxi aéreo, fumigación, remolque de planeadores, etc.

Las aeronaves certificadas bajo normas industriales ASTM pueden ser utilizadas únicamente para el vuelo deportivo o la instrucción de pilotos deportivos. Estas aeronaves son matriculadas en la nueva categoría de Avión Deportivo Liviano (LSA). Con la reglamentación de la categoría mencionada se ha buscado brindar mayor seguridad a la actividad del vuelo deportivo compatible con una reducción en el costo de volar una aeronave certificada.

Esta nueva categoría de avión deportivo liviano (LSA), constituye un verdadero boom en el mercado aeronáutico mundial por el desarrollo potencial y efectivo que ha tenido. Gracias a la reducción de costos, tanto en la producción de los aviones que la integran, como en la operación de los mismos, está vigente en la mayor parte del mundo, y ha sido recientemente incorporado en nuestro país.

Por otra parte, las aeronaves experimentales no certificadas, son productos de diseños y construcciones artesanales que no responden a normas de certificación aeronáuticas o industriales y por ello no pueden tener ningún uso comercial. Sus propietarios responsables, deben haber participado en no menos del 51% de su construcción.

La existencia de la categoría de aviones experimentales ha dado lugar a la aparición de fabricantes que producen kits para ser armados por sus dueños, los que, a pesar que algunos de ellos han sido diseñados por ingenieros altamente capacitados, no ofrecen otra posibilidad de empleo que el uso exclusivo por parte de su propietario.

En nuestro país la aviación experimental permite que los aeroclubes y particulares sigan manteniendo cierta actividad de vuelo, pese a la crisis producida por el aumento de los costos y el retiro del apoyo y fomento por parte del Estado, razones que también han impedido la renovación del parque aéreo nacional.

De lo expuesto anteriormente se puede sintetizar que:

  • Para la instrucción de vuelo de pilotos privados o superiores y toda otra actividad aérea comercial, privada o de aeroclubes, siempre se requiere un avión certificado bajo normas aeronáuticas (FAR o JAR).

  • El mayor boom actual en el mercado aeronáutico mundial lo constituye la demanda de Aviones Deportivos Livianos (LSA) para el vuelo de esparcimiento, dada la reducción de costos que ha permitido la certificación bajo normas industriales ASTM de menores niveles de exigencias.

  • Hay un envejecimiento generalizado y un decrecimiento del parque aeronáutico nacional afectado a la instrucción de vuelo y al vuelo deportivo.

Teniendo en cuenta lo expuesto, el diseño del Petrel 912i se encaró en estrecha coordinación con la Dirección Nacional de Aeronavegabilidad (ANAC) con el objetivo de obtener un avión:

  • Certificado bajo normas aeronáuticas (FAR, JAR) especialmente diseñado para satisfacer las cualidades que debe reunir un avión moderno para vuelo tanto de instrucción como deportivo.

  • “PPSA ya ha registrado la nueva categoría y cuenta, entre sus modelos, con un avión deportivo liviano LSA marca Proyecto Petrel modelo 912 LSA".
  • Con costos de producción y operación inferiores a los de cualquier alternativa importada existente, que compita para satisfacer las demandas anteriores (en especial instrucción de vuelo, vuelo deportivo y que no requieran el uso de combustibles aeronáuticos).

Luego de más de cuatro años de desarrollo y exhaustivas pruebas en tierra y en vuelo, la certificación del Petrel 912i bajo las normas aeronáuticas CS-VLA, FAR 35 y FAR 36 por parte de la Autoridad Nacional lo habilitan como avión de instrucción de Pilotos Privados y Comerciales.

El Certificado Tipo obtenido es la garantía de cumplimiento de las normas que le otorgan seguridad en su operación de vuelo y en la calidad de su construcción.

“Actualmente PPSA está certificando la producción de su modelo Petrel 912 I, habiendo iniciado la construcción de 10 aeronaves bajo contrato de la ANAC, que los utilizará para el fomento de actividades aeronáuticas. Por otro lado, está construyendo varios más para privados, entre ellos el primer modelo Petrel 912 LSA.”

"Realmente es un avión muy confiable, cómodo y buen entrenador. Excelente maniobrabilidad lo que ayuda a los pilotos a mejorar su coordinación durante el entrenamiento. Ya, con ser un avión NACIONAL CERTIFICADO, es un orgullo volarlo y emocionante tenerlo disponible.Es impresionante la confianza que te da al volarlo, verdaderamente un avión espectacular."...

Juan Pablo Gómez
Piloto Privado de Avión
CONTÁCTENOS
  • Nuestras Oficinas:
    Julio A. Roca 570
    3ºB - C.P.1067
    Buenos Aires Argentina
  • Ubicación de nuestra Planta:
    Ruta Nacional Nº 5, Km. 89,500.
    Mercedes - Gowland
    Buenos Aires Argentina
  • Tel./Fax: (011) 4343-6111